lunes, 18 de octubre de 2010

Soy un náufrago

SOY UN NÁUFRAGO

Yo hice un viaje en barco, a medio camino sufrí un naufragio.

Llegué a una isla desierta. Tuve que coger comida, y con algunas cañas y algunos palos me hice un hogar.


A medida que pasaba el tiempo, pensé que debía construirme armas para cazar y defenderme.


-¡No tenía que haber montado en el barco!


Los primeros días, para poder beber cogía los cocos, hasta que un día descubrí un manantial y me puse muy contento. Al día siguiente escuché un ruido, fui a ver y no vi nada. Cogí las armas y me fui a dar una vuelta a toda la isla.





Cuando pasaron unos días, en la orilla, vi una

huella de un pie desnudo; la huella del pie parecía de un humano.

- ¿De quién será esta huella? _ pensé.

- Iré a ver si hay alguna huella más.

No vi nada más. La que encontré seguro que era de otro náufrago anterior.

- Me gustaría que pasara un barco para poder ir con mi gente pues aunque aquí ya estoy bien echo de menos….todo y a TOOODOS.

Escrito por Ainara y David en Rebollar

2 comentarios:

victoria dijo...

Me ha gustado mucho vuestro cuento

CRA Tras la Sierra dijo...

Que chulo vuestro cuento.Nos encantaría ser unos náufragos como vosotros.Que creatividad y que imaginación.Podríais ser grandes escritores de cuentos.Muchos besos de vuestros compis de Villar.